Estamos procesando su pedido.
Este proceso podría tardar unos minutos, por favor aguarde y no cierre ni actualice el navegador.
E-mail enviado correctamente
Especialidades
Cirugía Mini-invasiva
El concepto de cirugía Mini Invasiva no solo hace referencia a la realización de una herida pequeña, sino también a una menor agresión quirúrgica. Este concepto reduce el período de internación del paciente, mejora la rehabilitación, reduce el dolor y disminuye las posibles complicaciones.

El concepto de cirugía Mini Invasiva no solo hace referencia a la realización de una herida pequeña, sino también a una menor agresión quirúrgica. Este concepto se aplica en gran cantidad de cirugías dentro de la reconstrucción de la cadera y la rodilla mediante la utilización de nuevas técnicas quirúrgicas para reducir el período de internación del paciente, mejorar la rehabilitación, reducir el dolor y disminuir las posibles complicaciones .

Dentro de la Ortopedia y Traumatología estas técnicas se aplican ampliamente a las cirugías de rodilla y de cadera con técnica AMIS (Anterior Mini Invasive Surgery) en la cual ademas de realizar incisiones que al cicatrizar son prácticamente imperceptibles como se puede observar en la imagen, no se corta ningún músculo por lo cual el dolor post operatorio es menor y se reduce notablemente el riesgo de luxación protésica.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la artrosis y por qué me duele la cadera?

En la articulación de la cadera hay una capa de cartílago que recubre la cabeza femoral y otra capa dentro de la cavidad acetabular. Este cartílago cumple el rol de amortiguar y permitir movimientos suaves de la cadera. La artrosis es el desgaste de este cartílago. Eventualmente, se erosiona el hueso. La fricción de un hueso contra otro genera dolor, inflamación y rigidez.

¿Qué es el reemplazo total de cadera?

E reemplazo total de cadera es una cirugía en la cual se extrae la cabeza femoral dañada y el remanente de cartílago deteriorado de la cavidad acetabular. La cabeza femoral se reemplaza por una metálica o cerámica que se fija firmemente dentro del fémur. La cavidad se reemplaza por una funda plástica que generalmente se fija dentro de una cubierta de metal. Esto crea una articulación que funciona sin complicaciones y no duele.

¿Cuándo me debo someter a esta cirugía?

Su cirujano decidirá si es candidato a la cirugía. Esto dependerá de sus antecedentes, del examen físico y de las radiografías, pero fundamentalmente del dolor o la limitación que esta patología le esta generando o de como este afectando su calidad de vida. En los casos en los que pueda controlar estos dolores / molestias, no hay nada de malo con postergar esta cirugía para más adelante.

¿Soy muy mayor para un reemplazo de cadera?

La edad no es un problema si es sano y tiene ganas de continuar llevando una vida productiva y activa. Es posible que se le solicite que vea a su médico clínico para que le dé su opinión sobre su estado salud y sobre la preparación para una eventual cirugía.

¿Cuánto durará mi nueva cadera? ¿Se puede realizar una segunda artroplastia?

Se supone que la mayoría de las caderas duren entre quince y veinte años. Sin embargo, no hay garantía y es posible que entre un cinco y un diez por ciento no dure ese tiempo. Una publicación reciente evaluó las prótesis colocadas hace 25 años en un grupo de pacientes demostrando que el 60% de las mismas continuaban funcionando de manera normal, sin necesidad de recambio (link). En los casos en lo que ocurre un deterioro o fallo protésico, sí es posible realizar un recambio o revisión protésico. Este tipo de procedimiento diferirá mucho según el tipo de desgaste ocurrido, tendiendo que cambiar en algunos casos solo un componente y en otros todos.

¿Por qué pueden fracasar las artroplastias?

El motivo más común de fracaso es el aflojamiento de uno o varios de sus componentes. El desgaste del separador plástico también puede exigir una revisión.

¿Cuáles son los riesgos principales?

La mayoría de las cirugías se realizan sin complicaciones. Las infecciones y las trombosis son las dos complicaciones graves que más nos preocupan. Para disminuir el riesgo de padecer estas complicaciones, utilizamos antibióticos y anticoagulantes. También tomamos recaudos especiales en la sala de operaciones para reducir el riesgo de infecciones. Las chances de padecer algunas de estas complicaciones son de alrededor del 1%, o sea que ocurre en 1 de cada 100 pacientes. La luxación protésica luego de la cirugía es otra de las posibles complicaciones. La cirugía por vía anterior directa posee una menor incidencia de luxación que la vía postero lateral debido a que no se secciona la musculatura. Nuestro índice de luxación es extremadamente bajo, en ambos vías de abordaje. Durante las primeras semanas es recomendable que cumpla con ciertos recaudos para disminuir estos riesgos, mientras cicatrizan los tejidos.

¿Debo hacer ejercicio antes de la cirugía?

Sí. Debe hablar sobre el ejercicio y la fisioterapia preoperatoria con su cirujano. Los ejercicios deben comenzar lo antes posible.

¿Necesitaré sangre?

Rara vez los pacientes necesitan sangre después de la cirugía. Actualmente utilizamos una droga en el intraoperatorio, denominada Ac. Tranexámico que disminuye el sangrado durante como luego del procedimiento, lo que ha disminuido de manera notable la cantidad de transfusiones realizadas.

¿Cuándo podré levantarme de la cama?

Podrá levantarse de la cama el mismo día de la cirugía. La mañana siguiente se levantará con la ayuda del kinesiólogo, se vestirá, se sentará en una silla o asiento reclinable y comenzará su rehabilitación en el Sanatorio.

¿Cuánto tiempo me quedaré en el sanatorio?

La mayoría de los pacientes que se someten a un reemplazo de cadera permanecen hospitalizados de uno a dos días después de la cirugía. Si necesita más tiempo para rehabilitación, es posible que tenga otras opciones disponibles. Haga los arreglos antes de la cirugía para que alguien se quede con usted alrededor de tres días después de que reciba el alta hospitalaria.

¿Cuánto demora la cirugía?

Nos reservamos alrededor de tres horas para la preparación preoperatoria, cirugía y recuperación. El procedimiento quirúrgico en si demora aproximadamente una hora, el resto del tiempo esta destinado al traslado del paciente, la anestesia, el posicionamiento en la camilla quirúrgica y la colocación de la curación de la herida post cirugía.

¿Cuáles son mis opciones de anestesia?

Puede recibir anestesia general, que la mayoría de la gente denomina “dormirse”, o anestesia espinal. Tendrá una cita preoperatoria con el anestesista para conversar sobre las alternativas más seguras para usted y lo ayudará a aclarar sus dudas al respecto

¿Tendré dolor después de la cirugía?

Sí, pero haremos que se sienta cómodo con los medicamentos adecuados. El mismo de la cirugía tendrá mediaciones para el dolor que pasaran por vena. En la mayoría de los casos al día siguiente se pasa a medicación por vía oral.

¿Quién realizará la cirugía?

El cirujano que usted ve por consultorio en quien realizara la cirugía, aunque en todos los procedimientos participamos los tres (uno como cirujano y los otros como ayudantes)

¿Qué longitud tendrá la cicatriz y dónde estará?

La cicatriz tendrá una longitud variará según la vía de abordaje de 6 a 12 cm aproximadamente. Puede estar ubicada en la parte anterior del muslo, cerca de la ingle, como en la parte lateral de la cadera. En todos los casos realizamos suturas intradérmicas, como hacen los cirujanos plásticos, lo que dejará una cicatriz más cosmética y se evita el retiro de puntos ya que se realiza con un hilo reabsorbible.

¿Necesitaré un andador, muletas o un bastón?

Sí. Comenzará con un andador hasta recuperar la fuerza muscular luego de la cirugía. Este será provisto por la institución por lo que no es necesario que lo lleve, aunque si quisiera tener el suyo no habría inconvenientes. En la medida que vaya rehabilitando su marcha pasará a utilizar 2 bastones canadienses, luego dejará uno y para finalizar volverá a caminar sin uso de asistencia. El tiempo que tarde en pasar de un estadio al siguiente variara de paciente en paciente.

¿Necesitaré algún otro equipo?

En algunos casos se puede utilizar un elevador de inodoro, que le ayudara a pasar de manera mas fácil de la posición de sentado a parado. También cumple un rol en la estabilidad, sobre todo en los paciente operados por vía postero lateral.

¿Necesitaré ayuda en mi casa?

Sí. En los primeros días o las primeras semanas después de la cirugía, según su evolución, necesitará que alguien lo ayude a preparar la comida, hacer las tareas de la casa, etc. Deberán ayudarlo sus familiares o amigos. Prepararse con anticipación, antes de la cirugía, puede reducir al mínimo la cantidad de ayuda necesaria. Si ha lavado la ropa, limpiado la casa, terminado el trabajo en el jardín, cambiado la ropa de cama y congelado porciones individuales de comida, se reducirá la necesidad de ayuda adicional.

¿Necesitaré fisioterapia cuando regrese a mi casa?

Sí. La fisioterapia continuará, con un fisioterapeuta en su casa o en algún centro cercano a su domicilio. El tiempo por el cual deberá rehabilitar varía con cada paciente. Le daremos las ordenes necesarias para que gestione con su Obra social / Prepaga antes del alta Sanatorial.

¿Cuándo podré manejar después de la cirugía?

La capacidad de manejar dependerá de si la cirugía se realizó en el lado derecho o izquierdo de la cadera, la vía de abordaje utilizada y del tipo de automóvil que tenga. Si la cirugía fue en el lado izquierdo de la cadera y su automóvil tiene transmisión automática, podría volver a manejar en dos semanas. Si la cirugía fue en el lado derecho de la cadera, podría demorar hasta seis semanas en volver a manejar. Solicite asesoramiento sobre su actividad al cirujano.

¿Cuándo podré regresar al trabajo?

Recomendamos que la mayoría de los pacientes se tomen al menos un mes de licencia del trabajo, aunque el trabajo les permita sentarse con frecuencia. Los trabajos que requieran de exigencias físicas exigirán una ausencia más prolongada.

Después de la cirugía, ¿cuándo podré tener relaciones sexuales?

Deberá hablar con su cirujano sobre el tiempo que debe pasar para poder tener relaciones sexuales.

¿Con qué frecuencia debo ver al médico después de la cirugía?

De dos a cuatro semanas después del alta hospitalaria, el médico lo verá en la primera visita al consultorio después de la operación. La frecuencia de las visitas de seguimiento dependerá de su evolución.

¿En qué se limitará la actividad física después de la cirugía?

No se recomiendan las actividades de alto impacto, por ejemplo, deportes de contacto. Los deportes relacionados con lesiones, como el esquí de competición, también son peligrosos para la articulación nueva. Es conveniente que participe en actividades de bajo impacto como caminar, bailar, jugar al golf, practicar senderismo, nadar.