Estamos procesando su pedido.
Este proceso podría tardar unos minutos, por favor aguarde y no cierre ni actualice el navegador.
E-mail enviado correctamente
Especialidades
Prótesis de Cadera
El reemplazo total o artroplastia total de cadera es una cirugía en la que se cambia la articulación nativa desgastada o dañada por una articulación protésica nueva. Esta cirugía puede ser una opción después de una fractura de cadera o ante dolores intensos generados por el desgaste articular o artrosis.

Existen muchas patologías que pueden afectar la articulación de la cadera y requieren la implantación de una prótesis

Artrosis
Esta es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que afecta principalmente a adultos de mediana edad y mayores. Se produce en la medida que se desgasta el cartílago articular, lo que genera el roce de los huesos que conforman la articulación , causando dolor.
 
Artritis Reumatoide
Es una de las llamadas enfermedades reumáticas más frecuente.Se presenta como consecuencia de una hiperactividad del sistema inmunitario. Produce inflamación a nivel articular que puede erosionar el cartílago y, ocasionalmente, el hueso que está por debajo, generando daños y deformidad en las articulaciones. Puede provocar dolor intenso y rigidez. Puede afectar múltiples articulaciones

Artrosis Secundaria o traumática
En este caso la artrosis se genera a partir de una lesión previa, como puede ser una fractura o luxación de cadera.
 
Osteonecrosis 
Puede ocasionarse en relación con una patología previa del paciente o de manera idiopática (sin una causa aparente). Se genera una alteración a nivel de la irrigación sanguínea en la cabeza femoral, lo que puede llevar al colapso óseo y al deterioro articular
 
El objetivo primordial de este procedimiento es erradicar el dolor y restaurar la marcha, mejorando notablemente la calidad de vida.
 
Aquellos pacientes que presenten dolor con las siguientes características podrían ser candidatos a un reemplazo articular:
  • Dolor persistente, a pesar de los analgésicos
  • Que empeora al caminar, incluso con un bastón o un andador
  • Que interfiere con el sueño
  • Que afecta la capacidad de subir y bajar escaleras
  • Que dificulta la capacidad de incorporarse cuando está sentado
 
Un reemplazo de cadera tradicional implica una incisión de varios centímetros de longitud sobre la articulación de la cadera. Actualmente realizamos incisiones más pequeñas para realizar la cirugía. Esto se denomina reemplazo de cadera mínimamente invasivo o cirugía por Vía Anterior. Pero los procedimientos mínimamente invasivos no son adecuados para todas las personas que necesitan un reemplazo de cadera. Al examinarlos por consultorio, junto con los estudios por imágenes, podremos determinar si es apto para este tipo de procedimiento o no.
Para su tranquilidad, queremos que sepa que la cirugía denominada convencional también le asegura un resultado favorable y duradero.
 

Riesgos

Los riesgos asociados con la cirugía de reemplazo de cadera pueden incluir:

Coágulos sanguíneos

Después de la cirugía, pueden formarse coágulos (trombos) en las venas de la pierna. Esto puede resultar peligroso, ya que una parte del coágulo puede desprenderse y desplazarse hacia el pulmón, el corazón o, rara vez, el cerebro. Para reducir estos riesgos le indicaremos el uso de vendas elásticas en el post operatorio inmediato, asi como la utilización de medicación anticoagulante o antiagregante plaquetario para disminuir al máximo su ocurrencia.

Infección

Pueden producirse infecciones, lo que la vulgarmente se conoce como rechazo, en el lugar de la incisión y en los tejidos más profundos próximos a la nueva cadera. En caso de tener una infección puede requerir realizar una nueva cirugía.

Fractura

Durante la cirugía, es muy poco frecuente pero posible que se fracturen partes sanas de la articulación de la cadera. A veces, las fracturas son tan pequeñas que curan rápidamente por sí mismas, pero en algunas situaciones de mayor complejidad, puede ser necesario corregir las fracturas con alambres, una placa de metal y tornillos o la colocación de injertos óseos. En los casos en que esto ocurre, los tiempos de rehabilitación pueden verse alterados.

Luxación

Ciertas posiciones pueden causar que la cabeza protésica se salga de lugar en especial, durante los primeros meses después de la cirugía. Si la cadera se disloca, se puede reacomodar mediante maniobras cerradas, que no requieren volver a abrir la herida. Si la cadera continúa dislocándose, a menudo se requiere una cirugía para estabilizarla.

Cambio en la longitud de la pierna

Una nueva cadera puede provocar que una pierna sea más larga o más corta que la otra. La planificación previa a la cirugía es fundamental para evitar que esto suceda, es por lo que le pediremos que se realice radiografías de muy buena calidad en tamaño real para tomar todas las medidas, reduciendo el riesgo de que esto ocurra.

Aflojamiento

Si bien esta complicación es poco común con los implantes modernos, la nueva articulación puede no fijarse de forma sólida a su hueso o puede aflojarse con el paso del tiempo y provocar dolor. En algunas ocasiones se puede requerir de una cirugía para solucionar este problema.

Todas las complicaciones enumeradas previamente son extremadamente infrecuentes. Llevamos estadísticas propias que se comparan con las estadísticas internacionales, siendo los riesgos de que esto ocurra menor al 1% de los casos.

Preparación previa a la cirugía

En primer lugar, lo evaluaremos por consultorio donde se completará su historia clínica, en conjunto con la realización de un examen físico detallado y la solicitud de los estudios pertinentes para certificar el diagnostico.

Hablaremos sobre las diferentes alternativas de abordaje, se fijará una fecha quirúrgica y se le darán las ordenes para tramitar en su obra social / prepaga.

Para más información sobre la vías de abordaje haga click en los siguientes links:

Vía Postero Lateral

​Vía Anterior
 
Se le dará un consentimiento informado para que firme donde nos autoriza a realizar el procedimiento. Lea el formulario detenidamente y consultenos si algo no está claro.

Se le solicitara un análisis de sangre completo, un electrocardiograma con la evaluación por el cardiólogo para determinar el riesgo quirúrgico. También tendrá una cita previa a la cirugía con el anestesista para otra evaluación pre quirúrgica.

Es importante que nos avise si es alérgico a algún medicamento, látex, cinta adhesiva o anestesia (tanto local como general).

Deberá informarnos si está tomando anticoagulantes, aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Es posible que deba dejar de tomar estos medicamentos antes de la cirugía.
  • Aspirinas 7 días antes de la cirugía.
  • Clopidogrel u otros antiagregantes o anticoagulantes 7 días antes de la cirugía.
  • Si usa otro anticoagulante deberá hablar con su hematólogo para coordinar cuando deberá suspenderlo.
Se darán instrucciones de como realizar lavados corporales con clorhexidina para descolonizar la piel de gérmenes disminuyendo el riesgo de infección posquirúrgica.

En ciertos casos se utilizará Mupirocina, éste es un ungüento nasal que descolonizará ciertos gérmenes que algunas personas poseen en las fosas nasales y pliegues corporales.

Se le pedirá que ayune durante 8 horas antes de la cirugía. Esto generalmente significa después de la medianoche.

Si fuma, es recomendable que deje de hacerlo 3 semanas antes de su cirugía. Fumar puede retrasar la cicatrización de heridas y retrasar el período de recuperación.

Haga ejercicios de acondicionamiento según lo prescrito para fortalecer los músculos, estos lo ayudarán luego de la cirugía.

Haga arreglos para que alguien ayude en la casa durante una o dos semanas después de que le den de alta del hospital.

El día de la Cirugía

Se debe presentar en el Sanatorio 3 horas antes del horario programado de cirugía.

Se deberá presentar en el área de recepción ubicada en planta baja

¿Qué debe llevar para el día de la cirugía?
  • DNI y la credencial de su Obra Social / Prepaga
  • Coloque en una bolsa, que llevará con usted a quirófano, todos sus estudios pre quirúrgicos, sus radiografías (si no las dejó previamente) y 2 vendas elásticas de 10 cm de ancho x 3 mts de largo
  • Vestirse de forma apropiada:
  • Utilice pantalones sueltos con banda elástica en la cintura
  • Calzado amplio que sea fácil de colocar, con suela antideslizante
Recuerde venir acompañado de un familiar o acompañante responsable

Deberá realizarse una marca con fibrón en el miembro del lado que se operará para mayor seguridad. ( ya que hay pacientes que tienen afectación simultánea de ambas caderas)

En la Habitación

El personal de Enfermería del piso realizará los controles, la preparación previa a la cirugía y completaran un formulario

Será trasladado al quirófano por un Camillero. Una vez finalizada la cirugía y antes de volver a la sala pasará por la sala de rayos X donde se le realizará un control radiológico de rutina.

Si se opera a primera hora, ese mismo día por la tarde será visitado por el servicio de Kinesiología. En caso de que se opere por la tarde la primera visita se realizará durante la mañana siguiente.  Le enseñarán a caminar con el uso de asistencia (andador o bastones).

Recomendamos que la persona que lo acompañará en su domicilio esté presente durante estas sesiones para que luego sepa como asistirlo y pueda aclarar dudas.

Durante su internación lo visitaremos de forma periódica para seguir su evolución. Se le prescribirá medicación para manejo del dolor según necesidad, la mayoría de nuestros pacientes se manejan los primeros días con analgésicos convencionales, como el Ibuprofeno, Ketorolac o Diclofenac y luego no tienen necesidad de tomar ningún tipo de medicación.

Le indicaremos un antiagregante o un anticoagulante, según sus antecedentes personales, que deberá utilizar por un periodo aproximado de 25 días.

Antes del alta se le realizará una curación de la herida, en ese momento le colocaremos un parche impermeable que le permitirá ducharse sin humedecer la herida. En muchos casos ese parche se mantiene hasta el primer control post operatorio

Una vez dado de alta lo citaremos al primer control post operatorio a las 2 o 3 semanas de la fecha quirúrgica.

No se le retirarán puntos de sutura, ya que en todos los casos realizamos suturas intradérmicas, como realizan los cirujanos plásticos, con un hilo reabsorbible. Esto mejora el aspecto de la cicatriz y  le ahorra la molestia generada por el retiro de puntos.

¿Que esperar luego de la Cirugía?

Durante los primeros días es normal que se pueda generar edema (hinchazón) y algún moretón en el miembro operado. Es por lo que le colocaremos una venda en cada pierna antes de que salga del quirófano.

Este edema varía de un paciente a otro, tanto en intensidad como en duración.

Formas de disminuir el Edema

 
Es recomendable que durante la primera semana:
  • Descanse: Esto no significa que tenga que hacer reposo absoluto. Lo recomendable es que camine varias veces por día, pero distancias cortas. Debe cuidarse sobre todo durante la primera semana, si se sobre exige puede aparecer dolor a nivel del sitio quirúrgico, así como aumento del edema.​
  • Hielo: es importante que sé coloque hielo en el área quirúrgica varias veces por día durante unos 10 minutos durante la primera semana. El hielo actúa como un antiinflamatorio local, éste debe ser colocado alrededor de la curación y sobre el muslo. No se aplique el hielo de forma directa sobre la piel, debe envolverlo en algún toalla o repasador limpio.
  • Vendas: Nosotros le colocaremos las vendas elásticas dentro del quirófano al finalizar la cirugía, éstas serán fundamentales para disminuir el edema en los primeros días. Puede retirarlas mientras permanezca recostado, pero deberán ser recolocadas antes de incorporarse o al caminar.
  • Elevar: eleve el miembro operado mediante la colocación de un almohadón debajo de la pierna o del colchón. Este acto mejorará el retorno venoso por gravedad, disminuyendo de esta forma la posible inflamación.

En su casa

Antes del alta sanatorial recibirá una serie de consejos respecto a como cuidar su nueva cadera. Para una transición sin complicaciones:
  • Pida a un amigo o a un familiar que le prepare algunas comidas. Otra alternativa es dejar viandas frizadas preparadas con antelación
  • Coloque los artículos de la vida cotidiana al nivel de la cintura, para evitar tener que agacharte o estirarse para alcanzarlos
  • Considere la posibilidad de hacer algunas modificaciones en su casa, por ejemplo conseguir un asiento elevado para el inodoro si tiene un inodoro bajo, como es habitual

Alrededor de 2 a 3 semanas después de la cirugía, tendrá la primer consulta de seguimiento con nosotros para comprobar que la cadera esté cicatrizando adecuadamente. Si la recuperación evoluciona bien, la mayoría de las personas reanudan sus actividades normales en este momento, aunque de manera limitada. La recuperación posterior para mejorar la fuerza generalmente se produce en los 6 meses posteriores.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la artrosis y por qué me duele la cadera?

En la articulación de la cadera hay una capa de cartílago que recubre la cabeza femoral y otra capa dentro de la cavidad acetabular. Este cartílago cumple el rol de amortiguar y permitir movimientos suaves de la cadera. La artrosis es el desgaste de este cartílago. Eventualmente, se erosiona el hueso. La fricción de un hueso contra otro genera dolor, inflamación y rigidez.

¿Qué es el reemplazo total de cadera?

El reemplazo total de cadera es una cirugía en la cual se extrae la cabeza femoral dañada y el remanente de cartílago deteriorado de la cavidad acetabular. La cabeza femoral se reemplaza por una metálica o cerámica que se fija firmemente dentro del fémur. La cavidad se reemplaza por una funda plástica que generalmente se fija dentro de una cubierta de metal. Esto crea una articulación que funciona sin complicaciones y no duele.

¿Cuándo me debo someter a esta cirugía?

Su cirujano decidirá si es candidato a la cirugía. Esto dependerá de sus antecedentes, del examen físico y de las radiografías, pero fundamentalmente del dolor o la limitación que esta patología le esta generando o de como este afectando su calidad de vida. En los casos en los que pueda controlar estos dolores / molestias, no hay nada de malo con postergar esta cirugía para más adelante.

¿Soy muy mayor para un reemplazo de cadera?

La edad no es un problema si es sano y tiene ganas de continuar llevando una vida productiva y activa. Es posible que se le solicite que vea a su médico clínico para que le dé su opinión sobre su estado salud y sobre la preparación para una eventual cirugía.
 
¿Encenderé un detector de metales?

Si bien los implantes de cadera generalmente no activan detectores de metales, las máquinas más sensibles pueden registrar la presencia del implante. Actualmente, la cantidad de pacientes que tienen prótesis de cadera es alta, por lo cual no debe preocuparse, en los aeropuertos ya están acostumbrados a este tipo de situación.

Si ambas caderas tienen artrosis, ¿puedo reemplazar ambas al mismo tiempo?

Sí, los pacientes sanos menores de 65 años, sin enfermedad cardiopulmonar pueden ser candidatos para dicha cirugía. En consultorio podremos brindarle más información sobre lo que implica.
 
¿Cuánto durará mi nueva cadera? ¿Se puede realizar una segunda artroplastia?

Se supone que la mayoría de las caderas duren entre quince y veinte años. Sin embargo, no hay garantía y es posible que entre un cinco y un diez por ciento no dure ese tiempo. Una publicación reciente evaluó las prótesis colocadas hace 25 años en un grupo de pacientes demostrando que el 60% de las mismas continuaban funcionando de manera normal, sin necesidad de recambio (link). En los casos en lo que ocurre un deterioro o fallo protésico,  es posible realizar un recambio o revisión protésico. Este tipo de procedimiento diferirá mucho según el tipo de desgaste ocurrido, tendiendo que cambiar en algunos casos solo un componente y en otros todos.

¿Por qué pueden fracasar las artroplastias?

El motivo más común de fracaso es el aflojamiento de uno o varios de sus componentes. El desgaste del separador plástico también puede exigir una revisión. Estos aflojamientos pueden darse por la liberación de partículas que ocurre en la medida que se van gastando los materiales. Así como se gastó su articulación, las prótesis también sufren estos procesos con el paso del tiempo.

¿Cuáles son los riesgos principales?

La mayoría de las cirugías se realizan sin complicaciones. Las infecciones y las trombosis son las dos complicaciones graves que más nos preocupan. Para disminuir el riesgo de padecer estas complicaciones, utilizamos antibióticos y anticoagulantes. También tomamos recaudos especiales en la sala de operaciones para reducir el riesgo de infecciones. Las chances de padecer algunas de estas complicaciones son de alrededor del 1%, o sea que ocurre en 1 de cada 100 pacientes. La luxación protésica luego de la cirugía es otra de las posibles complicaciones. La cirugía por vía anterior directa posee una menor incidencia de luxación que la vía postero lateral debido a que no se secciona la musculatura. Nuestro índice de luxación es extremadamente bajo, en ambos vías de abordaje. Durante las primeras semanas es recomendable que cumpla con ciertos recaudos para disminuir estos riesgos, mientras cicatrizan los tejidos.

¿Debo hacer ejercicio antes de la cirugía?

Sí. Debe hablar sobre el ejercicio y la fisioterapia preoperatoria con su cirujano. Los ejercicios deben comenzar lo antes posible.

¿Necesitaré sangre?

Rara vez los pacientes necesitan sangre después de la cirugía. Actualmente utilizamos una droga en el intraoperatorio, denominada Ac. Tranexámico que disminuye el sangrado durante como luego del procedimiento, lo que ha disminuido de manera notable la cantidad de transfusiones realizadas.

¿Cuándo podré levantarme de la cama?

Podrá levantarse de la cama el mismo día de la cirugía. La mañana siguiente se levantará con la ayuda del kinesiólogo, se vestirá, se sentará en una silla o asiento reclinable y comenzará su rehabilitación en el Sanatorio.

¿Cuánto tiempo me quedaré en el sanatorio?

La mayoría de los pacientes que se someten a un reemplazo de cadera permanecen hospitalizados de uno a dos días después de la cirugía. Si necesita más tiempo para rehabilitación, es posible que tenga otras opciones disponibles. Haga los arreglos antes de la cirugía para que alguien se quede con usted alrededor de tres días después de que reciba el alta hospitalaria.

¿Cuánto demora la cirugía?

Nos reservamos alrededor de tres horas para la preparación preoperatoria, cirugía y recuperación. El procedimiento quirúrgico en si demora aproximadamente una hora, el resto del tiempo esta destinado al traslado del paciente, la anestesia, el posicionamiento en la camilla quirúrgica y la colocación de la curación de la herida post cirugía.

¿Cuáles son mis opciones de anestesia?

Puede recibir anestesia general, que la mayoría de la gente denomina “dormirse”, o anestesia espinal. Tendrá una cita preoperatoria con el anestesista para conversar sobre las alternativas más seguras para usted y lo ayudará a aclarar sus dudas al respecto

¿Tendré dolor después de la cirugía?

Sí, pero haremos que se sienta cómodo con los medicamentos adecuados. El mismo de la cirugía tendrá mediaciones para el dolor que pasaran por vena. En la mayoría de los casos al día siguiente se pasa a medicación por vía oral.

¿Quién realizará la cirugía?

El cirujano que usted ve por consultorio en quien realizara la cirugía, aunque en todos los procedimientos participamos los tres (uno como cirujano y los otros como ayudantes)
 
¿Qué longitud tendrá la cicatriz y dónde estará?

La cicatriz tendrá una longitud variará según la vía de abordaje de 6 a 12 cm aproximadamente. Puede estar ubicada en la parte anterior del muslo, cerca de la ingle, como en la parte lateral de la cadera. En todos los casos realizamos suturas intradérmicas, como hacen los cirujanos plásticos, lo que dejará una cicatriz más cosmética y se evita el retiro de puntos ya que se realiza con un hilo reabsorbible.
 
¿Necesitaré un andador, muletas o un bastón?

Sí. Comenzará con un andador hasta recuperar la fuerza muscular luego de la cirugía. Este será provisto por la institución por lo que no es necesario que lo lleve, aunque si quisiera tener el suyo no habría inconvenientes. En la medida que vaya rehabilitando su marcha pasará a utilizar 2 bastones canadienses, luego dejará uno y para finalizar volverá a caminar sin uso de asistencia. El tiempo que tarde en pasar de un estadio al siguiente variara de paciente en paciente.
 
¿Necesitaré algún otro equipo?

En algunos casos se puede utilizar un elevador de inodoro, que le ayudara a pasar de manera mas fácil de la posición de sentado a parado. También cumple un rol en la estabilidad, sobre todo en los paciente operados por vía postero lateral.

¿Necesitaré ayuda en mi casa?

Sí. En los primeros días o las primeras semanas después de la cirugía, según su evolución, necesitará que alguien lo ayude a preparar la comida, hacer las tareas de la casa, etc. Deberán ayudarlo sus familiares o amigos. Prepararse con anticipación, antes de la cirugía, puede reducir al mínimo la cantidad de ayuda necesaria. Si ha lavado la ropa, limpiado la casa, terminado el trabajo en el jardín, cambiado la ropa de cama y congelado porciones individuales de comida, se reducirá la necesidad de ayuda adicional.

¿Necesitaré fisioterapia cuando regrese a mi casa?

Sí. La fisioterapia continuará, con un fisioterapeuta en su casa o en algún centro cercano a su domicilio. El tiempo por el cual deberá rehabilitar varía con cada paciente. Le daremos las ordenes necesarias para que gestione con su Obra social / Prepaga antes del alta Sanatorial.

¿Cuándo podré manejar después de la cirugía?

La capacidad de manejar dependerá de si la cirugía se realizó en el lado derecho o izquierdo de la cadera, la vía de abordaje utilizada y del tipo de automóvil que tenga. Si la cirugía fue en el lado izquierdo de la cadera y su automóvil tiene transmisión automática, podría volver a manejar en dos semanas. Si la cirugía fue en el lado derecho de la cadera, podría demorar hasta seis semanas en volver a manejar. Solicite asesoramiento sobre su actividad al cirujano.

¿Cuándo podré regresar al trabajo?

Recomendamos que la mayoría de los pacientes se tomen al menos un mes de licencia del trabajo, aunque el trabajo les permita sentarse con frecuencia. Los trabajos que requieran de exigencias físicas exigirán una ausencia más prolongada.

Después de la cirugía, ¿cuándo podré tener relaciones sexuales?

Deberá hablar con su cirujano sobre el tiempo que debe pasar para poder tener relaciones sexuales.

¿Con qué frecuencia debo ver al médico después de la cirugía?

De dos a cuatro semanas después del alta hospitalaria, el médico lo verá en la primera visita al consultorio después de la operación. La frecuencia de las visitas de seguimiento dependerá de su evolución.

¿En qué se limitará la actividad física después de la cirugía?

No se recomiendan las actividades de alto impacto, por ejemplo, deportes de contacto. Los deportes relacionados con lesiones, como el esquí de competición, también son peligrosos para la articulación nueva. Es conveniente que participe en actividades de bajo impacto como caminar, bailar, jugar al golf, practicar senderismo, nadar.